Dahon Jetstream

La Dahon JetStream P8 es una de las pocas opciones en bicicletas plegables de doble suspensión que podemos encontrar y que lejos de ampliarse, la oferta es cada vez es más reducida. Sin salir de este modelo ya no están disponibles las fantásticas JetStream EX ni JetStream XP y nos tenemos que conformar con esta versión P8 de configuración sencilla y precio contenido.
Lo que afortunadamente se mantiene, es el mismo esquema de suspensiones y  podemos decir que es de las pocas plegables que transmite, dentro de unas limitaciones, sensaciones similares a la de una Mtb Full suspensión de gama media-baja, con una calidad de marcha muy superior a la que tendríamos con una Birdy en la que los sencillos elastomeros, no pueden igualar el funcionamiento de la horquilla Trapezoid Multilink y amortiguador de aire de la Dahon JetStream.


La JetStream monta un juego de ruedas con bujes de calidad con rodamientos sellados y cubiertas orientadas al uso urbano que aunque permitirían circular fuera del asfalto y vias verdes, están lejos de lo que es una cubierta para uso Off Road y por algo Dahon define la JetStream como una bicicleta cómoda para uso en asfalto. Dentro del modelo P8 puede haber ciertas diferencias, si en otros países equipa frenos de disco, nuestra unidad cedida por Motordealer monta unos suficientemente potentes frenos Vs y no lleva guardabarros, ni pata de cabra, siendo esto ultimo lo que más se echa en falta.

La P8 monta en la transmisión un cambio Sram X7 y un casete de 8 velocidades, el funcionamiento es rápido, preciso y con solvencia contrastada para garantizar ese buen funcionamiento a largo plazo. 

Sobre el manillar encontramos, manetas de freno Avid y un mando giratorio Grip Shift 3.0 que por categoría se nos hace un tanto austero, pero lo cierto es que en funcionamiento no hay nada que reprocharle.

Frente a sus hermanas más EX y XP, la P8 pierde la sofisticada horquilla Kilo A-German pasando a llevar una versión más sencilla sin el amortiguador de aire, pero manteniendo sistema Trapezoid Multilink Coil, a pesar de su sencillez, el funcionamiento de la horquilla tiene un tacto y tarado sensacional y recuerda al de las primeras Manitou Coil.

Se mantiene como en otras Dahon de gama media y alta, el solvente cierre de cuadro V-Clamp, lo que no nos ha gustado tanto, es la extremada dureza de la bisagra con la que tuvimos que pelear para conseguir plegar la bicicleta. La marca justifica esa dureza en previsión de la posible aparición de holguras en un uso intenso.

Amortiguador trasero Suntour Epicon AIR, ajustable en precarga y rebote. El funcionamiento es excelente y es en gran medida, el responsable de la buena calidad de marcha de la JetStream, pero si tratamos de darle una configuración que nos permita sacarle todo el recorrido a la suspensión, el esquema demasiado básico del basculante hace que la bicicleta circule dando botes continuamente, esto se solucionaría con un amortiguador con sistema tipo "ProPedal" o un esquema más sofisticado como el de la Amiiva pero ambas soluciones encarecerían el precio de la bicicleta.

Parte de la comodidad que nos transmiten las suspensiones, se pierde por la baja altura del manillar, que obliga a llevar una posición que para algunos sera demasiado "Racing", incomprensiblemente en la P8 no se monta la potencia Syntace que eleva el manillar y que llevaran las desaparecidas EX y XP, siendo uno de los detalles que menos nos gusta de esta versión de la JetStream.

Donde no se ha escatimando en el conjunto tija con una Kore I-Beam y un sillín Kore XCF, aparte de dar un amplio rango de ajuste horizontal, son en parte responsable de que el peso de la JetStream resulte más contenido.

El procedimiento de plegado es similar al de otras Dahon, pero el tiempo declarado esta lejos del real debido a la dureza que presenta la bisagra. Igualmente las medidas declaradas son algo mayores a las anunciadas por el fabricante.